¿Ha hecho la crisis de la pandemia que resurja el fenómeno cooperativo? Claro está, que tras el largo confinamiento ha habido un gran cambio en la tipología de vivienda que buscan los españoles y tras los últimos datos analizados por el propio Registro de Demandantes de Vivienda de CONCOVI -RDV CONCOVI-, en las consultas realizadas a los propios cooperativistas, se refleja en las nuevas peticiones de vivienda la necesidad de más luz natural, bajos con jardines, urbanizaciones comunitarias y sobre todo, amplias zonas comunes… y todo, por el simple hecho de continuar sociabilizando en grandes espacios al aire libre.

Y qué me dices si además, gracias al cooperativismo de vivienda es posible todo ello, y consiguiendo las viviendas con un coste hasta un 20% más rentable. He aquí, el potencial que tienen las cooperativas, tú eliges que vivienda quieres, más económica y uniéndote a más personas que tienen tus mismos intereses.

Una cosa que no nos ha quitado la pandemia han sido las ganas de seguir uniéndonos cada vez más y de esto en cooperativas de vivienda lo sabemos muy bien. La gente quiere unirse por un fin común y en nuestro caso, el objetivo y lo que busca nuestra figura, el-RDV CONCOVI-, a través de nuestra plataforma COOPEROPEN.ORG, es acompañarles a conseguir sus vivienda en las mejores condiciones de calidad, precio de coste y sobre todo, viviendas a su gusto tomando en cuenta cada una de las decisiones que quieran sobre ella. El sector inmobiliario general está viviendo en estos últimos meses un auge que, según datos del INE, no veíamos desde hace 13 años y es que, en cifras interanuales, el pasado julio hubo más de 50.000 transacciones en un solo mes reflejándose este incremento también, en el aumento de las transacciones sobre viviendas de obra nueva, creciendo hasta en un 40,2% en la tasa interanual. Y en cuanto a las cooperativas de vivienda ese auge continúa aumentando, creciendo la constitución de estas ya que, en el último año, a nivel nacional se han gestionado más de 11.000 cooperativas de vivienda.

Esto se deduce en que el régimen cooperativo ya es parte imprescindible del real state español, permitiendo ser un gran activo potencial para conseguir varios de los hitos que necesitan las cooperativas, como es conseguir suelos y parcelas frente a grandes fondos de inversión muy potentes económicamente.



“El régimen cooperativo ya es parte imprescindible del real state español, permitiendo ser un gran activo potencial”


Desde el RDV CONCOVI queremos alzar la voz sobre el movimiento cooperativo, buscando convertirnos en la voz preferente en este 2022 y dando a conocer el gran potencial que tienen las cooperativas de vivienda en muchos y diferentes aspectos. Gracias a la plataforma Cooperopen.org se va a marcar un antes y un después en todo lo relacionado con el movimiento cooperativo.

Es importante conocer que, el sistema cooperativo tiene un valor diferenciador con respecto a las promociones privadas de obra nueva, recalcando el hecho de que la nota característica de una cooperativa de vivienda es la ausencia de ánimo de lucro mercantil y siendo diferente la forma de acceder a esos suelos donde se va a proceder a desarrollar la promoción. Llegando a ser su capacidad de puja superior al tener en su valoración en cuenta otros aspectos distintos a los que marca otros agentes promocionales como es la rentabilidad y el beneficio.



“Desde el RDV CONCOVI queremos alzar la voz sobre el movimiento cooperativo, buscando convertirnos en la voz preferente en este 2022”


En otro orden de cosas, las Administraciones Públicas como grandes tenedores de suelos tienen que confiar en las cooperativas y adaptar sus modelos de enajenación a las singularidades de estas sociedades sin animo de lucro, en la medida en que la administración entienda y quiera realmente enajenar o ceder suelo a través de estos modelos, conseguirá acercar a un mayor número de ciudadanos a ese bien tan preciado como es tu hogar.

A su vez, la cooperativa si puede proporcionar a las administraciones una capacidad de generación de recursos superior, al poder ser mejor pujador y por el contrario permitir a estas sociedades, entregar viviendas a un valor de adjudicación más competitivo.

El modelo cooperativo va a destacar a diferencia de una adquisición por promoción privada, en que el socio cooperativista va a tener la posibilidad de participar en todo el proceso promocional.

La cooperativa es quien compra el suelo donde se van a desarrollar las viviendas apoyándose en diferentes herramientas financieras, pudiendo contar con el apoyo de fondos de inversión, con entidades bancarias… pero lo ideal es poder cerrar un acuerdo con un suelo y que ese acuerdo nos permita la constitución de la cooperativa y que los cooperativistas puedan hacer únicamente una pequeña aportación, que será el pago señal del suelo y tras pedir la licencia de obra, será el momento de solicitar la financiación para el pago del 100% del suelo… no obstante, aquí resalta uno de los mayores potenciales de las cooperativas, hacer frente a grandes tenedores de suelo con un poder de inversión más alto, y sin embargo ser esa pequeña cooperativa la que consiga obtener esa parcela, porque volviendo a un eslogan que nos gusta mucho, la unión hace la fuerza.



“Cuando una cooperativa adquiere y promueve un suelo, genera automáticamente un valor añadido al ámbito”


Otro potencial que también me gustaría destacar de la cooperativa es la posibilidad que se le ofrece a uno de los grupos más afectados, los jóvenes.

El modelo cooperativo es una posibilidad muy buena para ellos, por el menor coste de las viviendas, pero hay que buscar diferentes fórmulas. Entre los problemas de acceso a la vivienda está el alto valor económico que tienen los suelos donde construir, la precariedad laboral o la movilidad, por ello, debemos trabajar con las administraciones, tenedores de suelo, fondos y entidades financieras, para adaptar esos proyectos a la singularidad al que va a ser adjudicatario los “Jóvenes”.

 

Por todo lo anterior, hay que aprovechar el auge que se está dando en la nueva visión por una vivienda en cooperativa y aprovechar todo el potencial que puede aportar esta alternativa de adquisición, que cuanto más se puede destacar es el conseguir una vivienda a estricto precio de coste, ahorrando en su adquisición siendo de la tipología que sea.